miércoles, 4 de agosto de 2010

ARTE PALEOCRISTIANO

1.  La primera iconografía cristiana

Los cristianos utilizaban imágenes neutras que pudieran pasar inadvertidas sin dejar de ser cristianas, como las que representan al Buen Pastor, al Orante o temas bucólicos en general. Estas imágenes se afirmarán en sarcófagos y catacumbas, sobre todo a partir del siglo IV.

1.1  Los temas

Se utilizan sobre todo los del Antiguo Testamento, pero ofreciendo la idea del triunfo sobre la muerte a través de la fe (Resurrección, Jonás, Daniel, Abraham e Isaac). También hay imágenes del Nuevo Testamento, sobre todo referidas a milagros de Cristo.
Por otro lado se ilustran los fenómenos de sincretismo y de transposición de temas paganos a temas cristianos:
-  Orfeo, pasando a David o Cristo.
-  Representación de Cristo como Dios-sol, llevado triunfalmente en su carro (Conffesio de la basílica de San Pedro).

1.2  Las catacumbas romanas y los sarcófagos

Esta iconografía se difunde rápidamente gracias a los sarcófagos y otros pequeños objetos. Así, las primeras imágenes cristianas aparecen en las catacumbas y en las decoraciones de los sarcófagos. Las catacumbas eran cementerios subterráneos en las afueras de Roma, con largos corredores con nichos abiertos en sus paredes (loculi) que conducían a pequeñas habitaciones funerarias (cubicula). Por su decoración en las salas se ve que había tumbas cristianas y no cristianas.

Þ  Los sarcófagos

Los cofres de matrimonio y los sarcófagos se habían generalizado desde el siglo III por la tendencia de las élites a perpetuar su memoria y sobre sus relaciones con el Más Allá y lo divino. Estaban hechos con diversos tipos de material y la estructura de la decoración también era variada (de estriglitas, de friso continuo, con dos registros, etc.). Se llegaron a fabricar en serie, ya que hubo un fuerte comercio en mármol, pero sobre todo los de encargo eran muy originales.
·  Iconografía de los sarcófagos
Los primitivos tenían grandes composiciones bucólicas y patorales. Posteriormente los temas pasan a ser del Antiguo y Nuevo Testamento, generalmente en oposición tipológica, para llegar a representaciones triunfales y sintéticas de la Majestad divina. La muerte de Cristo no se representa en ningún caso, y en los más atrevidos aparece el ciclo de su vida pública, con los primeros elementos de su pasión y su repentina resurrección.
Destacan:
-  Sarcófago de Helena y Sarcófago de Constantina: en pórfido, (320-340), con temas de la iconografía imperial o de decoración de las villas de nobles.
-  Sarcófago dogmático (320-340): escenas del Antiguo Testamento dispuestas en dos registros, con Daniel, Adán y Eva, la Epifanía y diversos milagros. Son discutidas las escenas de Pedro o de la Creación. El propietario aparecen en el centro del sarcófago.
-  Sarcófago de Junio Basso: es uno de los más importantes por su escultura, del siglo IV. En dos registros aparecen diez escenas con dos o tres personajes cada una, que vienen a ser una síntesis de la doctrina cristiana contemporánea.

2.  Arquitectura

2.1  Basílicas de cementerio romanas

Los mausoleos a las puertas de Roma, cristianos y no cristianos, fueron conocidos gracias a las excavaciones en las catacumbas:
-  Mausoleo de Constantina: de planta circular con deambulatorio anular. Decoración de mosaicos del segundo cuarto del siglo IV que adornan su bóveda, con esquemas geométricos y vegetales, retratos y escenas de vendimia.
-  Mausoleo de Centcelles (Tarragona, siglo IV): su decoración tiene un primer nivel con escenas de caza, al que siguen en la bóveda escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento separadas por columnas, mientras que el tercer registro presenta a las cuatro estaciones en forma de amores desnudos que alternan con personajes entronizados.

2.2  Las basílicas cristianas

Þ  Orígenes

Surgen por la necesidad de lugares de culto apropiados para las ceremonias religiosas primitivas cristianas. La basílica no deriva de las primeras salas de reuniones cristianas de Roma. Por textos contemporáneos parece demostrado que en el siglo III los cristianos ya disponían de salas de culto llamadas a veces basílicas (en romano, “grandes salas de reunión para actos judiciales”).
Su división en naves separadas por columnas ha influido sobre teorías que verían en la basílica cristiana la derivación pura y simple del modelo de dependencias judiciales.
Otros edificios, como el peristilio del palacio de Diocleciano en Split, revelan cómo la arquitectura romana tardía mostraba una propensión a la disposición de grandes espacios de recepción (salas absidiales de ciertas villas), de las que la basílica podía igualmente haber tomado la axialidad y la organización hacia el ábside.
La Basílica civil de Tréveris se utiliza para justificar los orígenes imperiales de la basílica cristiana. El emperador romano, al convertirse al cristianismo, habría utilizado el tipo de arquitectura más noble, el de su sala de audiencias, para la nueva basílica cristiana.
La Basílica de San Juan de Letrán (311), construida por Constantino, marca el antes y el después de las basílicas.

Þ  Tipología de las basílicas

Constantino dio un impulso general a la arquitectura cristiana monumental, e incluso se suele asociar su nombre con un tipo muy particular de arquitectura basilical cristiana en forma de circo, apareciendo hacia el 320 un tipo de basílica-martirio que no perduraría, con tres naves prolongadas en un gran deambulatorio semicircular que recuerda al circo romano.
Hay otras tipologías según modelos del Santo Sepulcro de Jerusalén y otros edificios constantinianos (Basílica de San Sebastián, Santa Inés en Roma), donde la basílica está asociada a un mausoleo de gran importancia, un edificio circular con ábsides huecos.
·  Tipología de la Basílica cristiana. San Juan de Letrán
La basílica está precedida por un pórtico llamado nártex, donde se sitúan los catecúmenos que no pueden acceder al recinto sagrado. El recinto, con una o tres naves separadas por columnas o pilares y cubiertas con un techo de madera, converge en disposición longitudinal hacia el ábside, ante el que se celebra la ceremonia religiosa.
Grandes ventanas abiertas en las paredes de las naves laterales y en la parte alta de la nave principal permiten la entrada de la luz.

Þ  Decoración de las basílicas

·  Lugares decorados
Los muros de las naves permitían la decoración pictórica narrativa. El arco triunfal y el ábside son para grandes escenas de tipo sintético que los fieles observarán permanentemente durante toda la liturgia. Capiteles, basas, baldaquino del altar y otros elementos también estaban decorados. El pavimento y la parte interior o exterior del muro de la fachada completaban el conjunto.
·  Los pavimentos
Destacan los de San Pedro de Roma y los de San Juan de Letrán. Los de las basílicas teodosianas y posteodosianas de Aquilea muestran unos mosaicos con un repertorio geométrico y figurado muy parecido al de las casas privadas, pero también del mundo funerario. Los temas principales eran escenas de pesca (escena de Jonás).
Estos temas de Aquilea ponen en contacto los temas religiosos y las escenas profanas y de vida cotidiana, demostrando su interdependencia durante la primera mitad del siglo IV y el trabajo de los talleres de artesanos mosaistas, ejecutado de acuerdo con encargos para construcciones civiles y religiosas.
·  Decoración mural
Quedan pocos restos de la época, pero por ejemplos posteriores (Santa María Magdalena de Roma) se puede ver que el muro de la nave se divide por medio de pequeños cuadros de mosaico para ofrecer al espectador una serie de episodios cristológicos narrativos y continuados.
El arco triunfal tenía imágenes monumentales con episodios sucesivos y una interpretación general, que se sitúan a mitad de camino entre temas de la nave y la imagen sintética de una gran teofanía en el centro del ábside.
Las teofanías absidiales eran verdaderas imágenes triunfales con la representación de la Majestad divina (ábsides de la iglesia de Santa Prudencia, de los Santos Cosme y Damián y de las iglesias posteriores de Rávena). El ábside de la basílica de San Pedro se adorna con mosaicos que representaban a uno de los hijos de Constantino y la Memoria del Apóstol.

2.3  Los Baptisterios

De planta circular, respondían a las necesidades de la administración del bautismo. La pila bautismal se encontraba en el centro.

Þ  Tipologías de baptisterios

-  Planta octogonal con deambulatorio: Baptisterio Lateranense, con dos órdenes superpuestos y de ocho columnas.


-  Planta octogonal sin deambulatorio: Baptisterio de los Ortodoxos.
-  Planta cruciforme: los martirya alcanzan existencia autónoma destacando el Mausoleo en cruz griega de Gala Placidia en Rávena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada